15 mitos y verdades sobre el Asma

Curiosidades 01 de julio de 2021 Por Redacción
A pesar de ser una enfermedad muy conocida y frecuente, existen muchísimas falsas creencias que impactan negativamente sobre su diagnóstico y tratamiento, poniendo en riesgo a quienes la padecen. Para evitarlo, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria aclara dudas y conceptos erróneos.
deportistas-asma-1

1. “El Asma en los niños se cura con el desarrollo”.

FALSO: El Asma es una enfermedad crónica que varía a lo largo de la vida del paciente, que eventualmente puede entrar en REMISIÓN y no requerir tratamiento.

2. "La natación mejora el Asma".

NO ES ASÍ: La actividad física beneficia a los pacientes, pero el tratamiento adecuado debe permitir al paciente realizar la actividad que prefiera.

3. "Si tuve Asma en la infancia podría volver a tenerlo".

VERDADERO: La remisión de esta enfermedad pulmonar puede ser temporaria y reaparecer más adelante en la vida.

4. "Si no tengo síntomas, no necesito tratamiento".

FALSO: Estar sin síntomas es lo mejor que puede pasar. Sin embargo, es aconsejable continuar igual con los tratamientos que indique el médico tratante.

5. "Durante el embarazo, la medicación para el Asma debe suspenderse".

ES MENTIRA: El tratamiento para el Asma no afecta el embarazo, por el contrario, el abandono del mismo puede generar complicaciones por falta de control.

6. "El Asma puede comenzar en la tercera edad".

PUEDE SER: Existe un tipo de Asma que puede comenzar en edades más avanzadas, aunque siempre deben descartarse otras enfermedades.

7. "Los inhaladores generan adicción"

FALSO: Los inhaladores constituyen la piedra angular del tratamiento. Debe consultar a su médico para ver que el mismo sea adecuado. 

8. "Un tratamiento adecuado provee una buena calidad de vida".

ASÍ ES: El objetivo del tratamiento es que el paciente tenga una vida plena, sin síntomas y sin crisis.

9. "Los corticoides inhalados afectan la presión o generan diabetes".

TOTALMENTE FALSO: Los corticoides inhalados son de acción local, es decir, actúan igual que una crema dérmica.

10. "Los inhaladores hacen mal al corazón".

FALSO: Los broncodilatadores de acción corta pueden provocar aumento de la frecuencia cardíaca y/o palpitaciones, pero no efectos tóxicos.

11. "Todos los asmáticos tienen 'ataques'”.

NO ES CIERTO: El tratamiento adecuado suprime los ataques.

12. "Existen otros tratamientos que no requieren el uso de inhaladores".

VERDADERO: Se suman cuando los tratamientos inhalados son insuficientes.

13. "El tratamiento del Asma debe ser siempre iniciado por un neumonólogo".

NO NECESARIAMENTE: Su médico clínico también puede indicar un tratamiento.

14. "El Asma es un factor de riesgo para el COVID-19".

FALSO: Esta condición en sí misma no predispone a las infecciones. El tratamiento adecuado protege de las complicaciones (crisis) que puede desencadenar una infección, como la provocada por el coronavirus.

15. "El asma o su tratamiento pueden generar una peor evolución del COVID-19".

NO ES ASÍ: El asma no es un factor de riesgo en caso de contraer COVID y tampoco su tratamiento, por lo que es fundamental que no se suspenda.

Te puede interesar