La contaminación aumenta la prevalencia de asma

Actualidad 11 de mayo de 2021 Por Redacción
La contaminación del aire, o atmosférica, es una realidad que afecta cada vez más a los seres humanos. En especial lleva a empeorar el cuadro de Asma en pacientes ya diagnósticados.
11-1

La exposición permanente a la contaminación atmosférica supone una enorme merma para nuestra salud. Un aire más contaminado tiene consecuencias sobre nuestra salud, en especial al cuadro de asma que uno tenga. Es por esto que, desde la resposabilidad social, ayudará a disminuir esta contaminación tan danina para la salud humana.

La contaminación del aire puede dificultar la respiración. También puede provocar otros síntomas, como tos,  sibilancias, molestias en el pecho y una sensación de ardor en los pulmones.

Hay dos contaminantes del aire claves que pueden afectar el asma. Uno es el ozono (que se encuentra en el esmog). El otro es la contaminación por partículas (que se encuentran en la neblina, el humo y el polvo). Cuando el ozono y la contaminación por partículas se encuentran en el aire, los adultos y los niños con asma tienen más probabilidades de tener síntomas.

 ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

  1. Compruebe el índice de calidad del aire: 

Si vive en un lugar con mala calidad de aire, preste atención a los niveles de contaminación. Puede obtener información diaria en los pronósticos del clima (en línea o en los periódicos) o visitando https://aqicn.org/map/latinamerica/es/

El AQI varía de una estación a otra, de un día a otro e, incluso, de la mañana a la tarde. En las ciudades con más de 350.000 habitantes (como San Miguel de Tucumán, por ejemplo), las agencias estatales y locales tienen la obligación de informar el índice todos los días al público.

         2. Los días en los que la calidad del aire es mala, encienda el aire acondicionado y limite el tiempo que su hijo pasa al aire libre. Planifique las actividades al aire libre para los primeros momentos del día, cuando el aire suele ser mejor. Y evite pasar tiempo en lugares con mucho tráfico.

       3. Si su hijo practica un deporte y entrena al aire libre durante el clima cálido, hable con el entrenador para hacer otros arreglos, como entrenar en un gimnasio con aire acondicionado. Además, asegúrese de que su hijo siempre tenga su medicamento de alivio rápido a mano.

      4. También es una buena idea mejorar la calidad del aire en su hogar. Puede hacerlo utilizando un purificador de aire, colocando una ventilación externa para los artefactos de gas y evitando las chimeneas en su hogar.

Ahora, sabemos que uno solo no puede solucionar el problema de la contaminación ambiental. Sin embargo, públicamente se conocen diversas maneras para cuidar entre todos nuestro planeta:

  • Uso del transporte público y utilización del coche privado solo cuando sea completamente necesario. Cuantos menos coches, menos emisiones. Por descontado, todo desplazamiento que se pueda realizar en bicicleta o andando es menos contaminante que cualquier coche.
  • Elegir, a la hora de comprar el coche, un modelo de bajo consumo energético.
  • Llevar a revisión de manera anual el coche para comprobar que el vehículo no contamina más de lo permitido. Un coche en buen estado siempre contaminará menos.
  • Reciclar no solo disminuye la cantidad de basura que hay en el planeta, también ayuda a mantener la calidad del aire: se aprovechan los recursos y de esa manera se reduce considerablemente los procesos de fabricación que generan gases nocivos para la atmósfera.
  • Usar espráis que sean respetuosos con el medio ambiente y no generen gases invernadero.
  • Cuidar las zonas verdes de las ciudades: muchas o pocas, funcionan como el pulmón de oxígeno de los núcleos urbanos. No generan tanto oxígeno como en el campo, pero pueden ayudar a absorber CO2.
  • En casa, utiliza bombillas de luz de bajo consumo: con ello lograrás tener la misma luz a través del uso de energía eficiente.
  • No derroches agua:  ducharse y no bañarse, tener un sistema de doble descarga en la cisterna del baño o cerrar los grifos cuando no estés usando el agua.
     

Fuentes: kidshealth.org y www.fundacionaquae.org/

Te puede interesar