En otoño, el asma provocada por los ácaros del polvo inicia su “temporada alta”. Como prevenirlos.

Actualidad 22 de marzo de 2022 Por Santiago Medina
Para las personas con asma por alergia a los ácaros del polvo puede ser muy complicado evitar los síntomas, porque estos están presentes en todas partes. Por ejemplo, en los lugares de trabajo y en casa, especialmente en el dormitorio.

1366_2000Tanto otoño como primavera son las temporadas altas de alergias.

La vuelta al cole representa el fin del verano y el inicio del otoño. Esta estación suele caracterizarse por cambios de temperatura constantes causando resfriados y la proliferación de los ácaros que intensifican ciertas enfermedades, sobre todo las de carácter alérgico, como el asma.  

Esta patología es una afección en la que se estrechan y se inflaman las vías respiratorias provocando un aumento de la mucosidad. Esta oclusión puede dificultar la respiración y provocar tos, silbido al respirar y falta de aire. En algunos casos el asma es solo una molestia menor mientras que para otras personas puede ser un problema considerable, en casos extremos se pueden dar ataques de asma poniendo en riesgo la vida. 

Con la llegada del otoño, el asma provocada por los ácaros del polvo doméstico inicia su temporada más fuerte. Aunque no se trata de una enfermedad estacional, puesto que los pacientes sufren asma durante todo el año, ésta se intensifica en las épocas en las cuales la temperatura y la humedad resultan más favorables al desarrollo de los ácaros: el otoño y la primavera.

Para las personas con asma por alergia a los ácaros del polvo, puede ser muy complicado evitar los síntomas, porque estos están presentes en todas partes. Por ejemplo, en los lugares de trabajo y en casa, especialmente en el dormitorio.

61794

Debemos tomar los siguientes recaudos si queremos evitar complicaciones: 

  • Evitar objetos que acumulen polvo y que sean difíciles de limpiar, como alfombras, peluches, libros, etc.
  • Mantener una limpieza periódica en el hogar: suelos, paredes u otras superficies que puedan acumular polvo
  • Utilizar colchones antiácaros o utilizar fundas de este tipo.
  • Cambiar y lavar las sábanas con frecuencia y secarlas al sol
  • Ventilar la casa a primera hora de la mañana
  • No levantar polvo al barrer
  • Utilizar filtros antialérgenos para el aire acondicionado en casa y en el coche
  • Evitar en lo posible ambientes contaminados

La  clave siempre esta en la prevención.

Te puede interesar