Como afectan la sequía y el cambio climático a los alérgicos

Actualidad 30 de agosto de 2021 Por Redacción
La lluvia se hace esperar, el ambiente no se limpia y en medio de la pandemia de coronavirus, quienes sufren alergia estacional ven aumentados los síntomas.Lamédica especialista en alergia e inmunología, Laura Puentesde laClínica y Sanatorio San Justo explica como la sequía afecta a quienes sufren este trastorno.
Asma-Alérgica

El cambio climático que trae consigo la sequía y la contaminación ambiental impactan sobre la salud de la población. La lluvia se hace esperar, el ambiente no se limpia y en medio de la pandemia de coronavirus, quienes sufren alergia estacional ven aumentados los síntomas.

Según la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología aproximadamente un 30 % de la población sufre de alguna alergia causada por distintos elementos a los que estamos expuestos llamados alérgenos como pueden ser pólenes de plantas, ácaros del polvillo, alimentos o medicamentos.   

La alergia es un trastorno del sistema inmunológico en el cual se genera una respuesta anormal y desmesurada contra agentes que, en condiciones normales, deberían ser tolerados.

¿Cómo influye la sequía? ¿Cómo identificar síntomas frente a la covid-19?. La médica especialista en alergia e inmunología, Laura Puentes (MP-31663/5; ME-14420), de la Clínica y Sanatorio San Justo de nuestra ciudad advirtió en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO que si a la falta de lluvias, "le sumamos el viento y el comienzo de la polinización de los árboles los síntomas de alergia como la rinitis, rinoconjuntivitis y el asma se exacerban".

Recordó que cuando hay sequía "los árboles tienden a brotar juntos, como estímulo ante las altas temperaturas, y se incrementan los síntomas de las alergias. En esta época pólenes como el de fresno, plátano y ciprés se encuentran en circulación".

Por otro lado la médica explicó que la contaminación potencia el efecto de los pólenes. "Genera irritación en las vías respiratorias en todas las personas, puede en los alérgicos potenciar el efecto de los alérgenos y a su vez afectar a las personas por el efecto invernadero al impedir la renovación del aire. No debemos olvidar la contaminación interior con métodos de calefacción, humo de cigarrillos y los alérgenos de interior como ácaros, hongos y mascotas".

Fuente: La Voz de San Justo 

Te puede interesar