¿Puede mi hijo con asma hacer cualquier deporte?

Curiosidades 14 de julio de 2021 Por Redacción
En estas vacaciones de invierno, una preocupación común es la actividad física de los más chicos. La actividad física mejora la salud, la tolerancia al ejercicio, la función pulmonar y los músculos respiratorios.
nino-con-asma-practica-deporte

La respuesta más sencilla es que sí. Las guías de la Fundación Nemours, dedicada a la salud infantil y juvenil, explican que los niños y los adolescentes con Asma pueden hacer deporte siempre y cuando esta condición esté bien gestionada y bajo control.

Estar activo, hacer ejercicio físico y practicar deporte pueden ayudar a los niños con Asma a estar en forma y a mantener un peso saludable. También pueden reforzar los músculos que se utilizan para respirar, ayudando a los pulmones a funcionar mejor.

El Hospital Rady Children’s, de San Diego, explica que por mucho tiempo se había disuadido a los niños con Asma de hacer deporte y se les decía que se tomasen las cosas con calma. Pero eso ya no está vigente. La importancia del ejercicio para los músculos de la respiración pueden hacer que su médico lo considere como parte del plan de tratamiento.

Hay dos cosas importantes que su hijo debe saber sobre la participación deportiva:

  • El asma debe estar bajo control, como ya se mencionó.
  • Cuando el asma esté bien controlado, el niño podrá y deberá realizar actividad física como cualquier otra persona.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) señala que el Asma inducido por el ejercicio (AIE) es la obstrucción aguda y reversible de las vías aéreas que ocurre tras la realización de un esfuerzo físico, y que hasta el 80 % de los niños con asma pueden presentar síntomas durante el ejercicio. Pero no hay que detenerse por esto, pues muchos deportistas exitosos son asmáticos.

Como ejemplo están la nadadora y medallista olímpica Amy van Dyken, el basquetbolista Dennis Rodman, la patinadora artística Kristi Yamaguchi y el exsaltador Greg Louganis.

¿Qué síntomas pueden producirse durante el asma inducida por el ejercicio?

  • Tos. Dificultad para respirar.
  • Respiración sibilante (se oyen pitos o silbidos al respirar).
  • Opresión o dolor de pecho.
  • Alargamiento del periodo de recuperación tras el ejercicio.

Los síntomas pueden aparecer durante o después del ejercicio, y pueden tardar varias horas en desaparecer. Cuando hay síntomas, se puede permitir que el niño o el joven queden exentos del ejercicio o lo interrumpan.

Mantener el Asma del niño bajo control

Para mantener el asma bajo control, es importante que su hijo tome los medicamentos según la prescripción médica. Saltarse la medicación de control puede empeorar los síntomas, informa el hospital Rady Children’s, y olvidarse de tomar la medicación antes de hacer ejercicio puede dar lugar a graves crisis asmáticas, requiriendo a veces una visita a la sala de emergencia. Su hijo siempre debe llevar la medicación de rescate, hasta en los entrenamientos, en caso de que surja una crisis asmática.

También conviene tener en cuenta los desencadenantes.

Dependiendo de cuáles sean sus desencadenantes, su hijo quizás deba:

  • Saltarse los entrenamientos al aire libre cuando los recuentos de polen o moho son altos.
  • Llevar una bufanda o máscara cuando entrene en temporada fría.
  • Respirar por la nariz en vez de la boca al ejercitar.
  • Asegurarse de tener siempre tiempo para realizar ejercicios de calentamiento y relajación.

También debe decirle al entrenador que su hijo tiene asma y darle una copia de su plan de acción. Un niño mayor o adolescente debe llevar una copia consigo, así como cualquier medicina de rescate o de alivio rápido, que pueda necesitar para tratar una posible crisis. Pregunte si alguno de los profesores o entrenadores conoce sobre la enfermedad asmática y primeros auxilios.

Fuente: eluniverso.com

Te puede interesar